A pedido de Silvina Vargas, los Nannistas Chara Núñez y el Indio Abdala, el intendente Almeda da un golpe de estado Municipal y observa la ordenanza de su destitución.

Aunque la mayoría de estos admitió que nunca leyó la Carta Orgánica ni la investigación llevada a cabo por el Concejo Deliberante bancaron a Casita Almeda argumentando supuestos errores en la destitución y prácticamente pedían a gritos que el intendente se quede en el cargo a la fuerza cosa que finalmente sucedió.


La Carta Orgánica es clara al determinar el porqué y cómo se debe destituir al Intendente Municipal, pero tanto la Abogada ex radical hoy reconvertida en Romerista Silvina Vargas, los ultra nannistas de la página radiocafayate del Juan Manuel “indio” Abdala y Sergio “Chara” Núñez ni bien fue aprobada la destitución salieron con los tapones de punta a cuestionarla exactamente con los mismos argumentos esgrimidos por Garnica, el abogado defensor de “Casita” Almeda.

Llamativamente estos jamás criticaron que el intendente contrate a un abogado que trabaja en el poder judicial, ni que esté allá pretendido mediante un recurso administrativo jerárquico, que no sea el Concejo Deliberante quien investigue al intendente sino el propio Almeda a sí mismo, algo jurídicamente inaudito y payasesco.

Que venda el corolla, Casita Almeda es tan pobre que no puede pagar un abogado y contrato uno que trabaja en el juzgado de Cafayate.

¿Qué dice la Carta Orgánica Municipal de Cafayate?

Por el contrario si arremetieron duramente contra la ordenanza de destitución afirmando que lo que correspondía es una resolución. Al respecto la Carta Orgánica Municipal es clara.

Primeramente en su artículo 46) dice:

Las disposiciones del Concejo Deliberante adoptan las formas de:

  1. Ordenanza 2. Resolución 3. Declaración 4. Comunicación

 

Y para el caso de una destitución dice:

Destitución

Art. 61) Corresponde la destitución del Intendente por condena penal o por mal desempeño de su cargo. Para declarar la necesidad de su remoción se requiere los dos tercios (2/3) de los votos de la totalidad de los miembros del Concejo Deliberante. El Intendente podrá apelar con efecto suspensivo ante la Corte de Justicia de la Provincia.

Hay otros casos especiales en que la Carta Orgánica Municipal establece que se debe votar ordenanzas por mayoría calificada de todos los integrantes del Concejo Deliberante o sea el famoso 2/3.

A continuación, enunciamos los otros casos previstos en la Carta Orgánica:

  • Contraer empréstitos con fines determinados, con la aprobación de los dos tercios de votos de la totalidad de los miembros del Concejo Deliberante
  • Cuando se trate de gravar o enajenar bienes inmuebles, la aprobación del acto requiere el voto favorable de los dos tercios de la totalidad de los concejales
  • Sesiones secretas. En tal caso será necesaria la aprobación de los dos tercios del total de sus miembros
  • expropiación y establecer restricciones y servidumbres administrativas con arreglo a las leyes que rigen en la materia, con el voto de los dos tercios del total de sus miembros
  • Autorizar empréstitos, convenios, concesiones o adhesiones a las leyes nacionales o provinciales, con la aprobación de los dos tercios (2/3) del total de sus miembros
  • Someter a cualquiera de sus miembros, al Intendente Municipal, al Defensor del Pueblo, al miembro del Juzgado Municipal de Cuentas y Jueces de Faltas a juicio político con el voto de los dos tercios (2/3) de la totalidad de sus miembros.
  • Sancionar ordenanzas sobre constitución de derechos reales y enajenación de bienes muebles e inmuebles de la Municipalidad, con el voto de los dos tercios (2/3) de la totalidad de sus miembros.
  • En caso de que la magnitud de la gestión municipal lo haga necesario, se puede contratar – para asesoramiento técnico – una auditoría externa, en forma transitoria o permanente. Esto deberá ser dispuesto o reglamentado por el Concejo Deliberante, con el voto de los dos tercios de sus miembros.
  • El Juez Municipal de Faltas es designado por el Concejo Deliberante con el voto de los dos tercios del mismo,
  • La Municipalidad puede contraer empréstitos con destino establecido, previa aprobación de ordenanza con el voto de los dos tercios (2/3) de la totalidad de los miembros del Concejo Deliberante.
  • El Síndico Municipal. Es removido por decisión del Intendente o destituido por el Concejo Deliberante con el voto de los dos tercios (2/3) de sus miembros.

 

Almeda observó la ordenanza de su destitución

Finalmente, este miércoles 1 de septiembre en la sesión ordinaria del concejo deliberante ingresó la observación del intendente a la ordenanza de su destitución con una gran contradicción por parte del Intendente y su abogado defensor garnica.

Si observo la ordenanza porque todo está mal hecho, ¿porque recurre a la Corte de Justicia de Salta solicitando el efecto suspensivo de la decisión tomada por los concejales, tal cual lo preveé la Carta Orgánica Municipal.? De esta manera reconocen, obvio sin decirlo, la vigencia de la Carta Orgánica y que el proceso fue llevado a cabo correctamente.

Actitud, que obviamente, se puede esperar de los arrogantes y autoritarios como lo es Fernando Almeda, Silvina Vargas y compañía ya que sería un error reconocer que las leyes también corren para ellos como cualquier hijo de vecino porque hay si se les acabarían los negociados.

Lo bueno de los Romerista Silvina Vargas, los ultra nannistas de la página radiocafayate del Juan Manuel “indio” Abdala, Sergio “Chara” Núñez y Adrián torres es que lo acontecido con el intendente Almeda dejó al descubierto quién es quién en Cafayate y los intereses que persiguen.

Si no son mercenarios pagos ¿Que son?