En el municipio, quienes entren a trabajar, deben capacitarse en la ley Micaela y no tener denuncias por violencia de género.

La defensora de violencia de género del cuerpo de abogadas del Ministerio de Derechos Humanos y Justica de la Nación Doctora Patricia Aguirre, dio su opinión sobre las denuncias públicas hechas contra el Secretario de Relaciones Institucionales con la comunidad por acoso y violencia de género.


Lo sucedió con el ya ex diputado nacional Améri que generó no solo el repudio de toda Salta sino del país entero pone de nuevo en cuestionamiento como algunos políticos llegan a presentarse a las elecciones o ser funcionarios públicos, como es el caso del secretario de relaciones institucionales Gilberto Sánchez, con pasado radical y del riñón político del Diputado Nacional Miguel Nanni que ahora aprovecho para salir a repudiar a Améri olvidando a su alfil hoy convertido en almedista.

Al parecer en ambos casos ni el Oso Leavy, ni Nanni, ni Almeda conocían el pasado oscuro y violento de sus protegidos, al menos eso dicen, a pesar de que ya existían mujeres que los repudiaban públicamente.

Finalmente, solo Senador Nacional Sergio “Oso” Leavy rechazo a su favorito más que nada por la presión social mientras en Cafayate tanto Almeda como Nanni se hacen los distraídos esperando que de ultima, la comunidad se olvide del tema.

¿Doctora qué les recomienda a las mujeres que denunciaron públicamente al funcionario municipal que deberían hacer?

Primero que nada, hay un montón de cosas que las mujeres pueden hacer tanto colectivamente como individualmente pero antes tiene que haber algo previo y fundamental que es la capacitación de los operadores de la justicia y de todos los funcionarios públicos en perspectiva de género, por eso existe la ley Micaela que es una ley que obliga a todos los funcionarios públicos a capacitarse.

¿Por qué digo esto?

Porque si nosotros no tenemos juez, fiscal, policías y funcionarios de todos los poderes capacitados y formados en violencia de género jamás vamos a poder obtener ningún resultado ni eco óptimo en las denuncias que podamos hacer como mujeres.

Entonces las mujeres pueden hacer lo que quieran, reclamar, pueden hacer marchas, pero si no tenemos funcionarios que atiendan sus reclamos y los canalicen con perspectiva de género no vamos a obtener los resultados esperados.

Por eso creo que el primer paso, fundamental, es que en Cafayate se exija que los funcionarios del poder ejecutivo y judicial se formen en perspectiva de género y que vayan a las capacitaciones porque esa ley es una obligación para todos.

¿cómo ve a la sociedad cafayateña con respecto a la violencia de género?

Tiene que haber una transformación cultural de Cafayate porque conociendo su idiosincrasia tan machista y tan conservadora toda la violencia que sufren nuestras mujeres está naturalizada. Y me parece bárbaro que se empiece a dejar de naturalizar estos hechos.

Por lo general la mayoría de las mujeres no tiende a denunciar, porque si van a la policía, primero no le van a querer tomar la denuncia, en segundo lugar, las mujeres tienen que insistir porque el policía tiene la obligación tomar cualquier denuncia que cualquier ciudadano quiera hacer.

Pero más allá de eso, la policía por lo general que no les quiere tomar la denuncia, les mienten con respecto a sus derechos, les dicen eso paso hace mucho no lo podés denunciar. Por eso en este caso es bastante comprensible que las mujeres no hayan salido a visibilizar la violencia de la que han sido objeto por parte de este funcionario, justamente por miedo… por miedo al reclamo, por miedo a que no les vayan a creer y además porque están ante una persona que tiene cierto poder y entonces están ante una situación desigual.

¿Qué cree que el intendente tiene que hacer?

Creo que esto que ha sido como un detonante. que ha sumado a varias mujeres con varios reclamos que no han tenido la posibilidad de hacer una denuncia policial, pero salen a denunciar los hechos de los cuales han sido víctimas públicamente, el intendente tiene que darle la importancia y relevancia que tiene.

De no hacerlo Él está diciendo que en su comunidad no existe perspectiva de género, que existe gran violencia de género y si el cómo intendente no se apresura a poner en orden al respecto de los derechos de mujeres, niñas y adolescentes que son víctimas de violencia por hombres impunes pueden suceder grandes desastres en la comunidad.

Cafayate siempre se ha caracterizado por ser una comunidad tranquila, pero lo sucedido está haciendo que las mujeres ya no se callen, ya no se escondan y dejen de naturalizar la violencia como en este caso por una persona que tiene mentalidad de machismo y misógina.

Ante situaciones de violencia de género existen el número de teléfono gratuito 144 para atención, contención y asesoramiento. Es importante que sepas no se trata de una línea de emergencia. Para casos de riesgo, comunícate con el 911.

El equipo es interdisciplinario y está compuesto por profesionales de las áreas del Derecho, la Psicología, el Trabajo Social y otras áreas afines, capacitados y/o especializados en perspectiva de género y contempla todos los tipos y modalidades de violencia descritos en la ley: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, simbólica, política, doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática y en el espacio público.