La soberbia de Almeda se llevó puesta la casilla de turismo.

El icono del boom turístico de los últimos 30 años ya no estará más, la plaza central se está remodelando como quería el Arquitecto Ignacio Carón y arrasaron con la antigua casilla de turismo a pesar de que su destrucción no figuraba en los planos de remodelación del llamado a licitación.


La empresa Salteña Norte Áridos S.R.L hizo de las suyas la semana pasada y no se le ocurrió mejor cosa que hacer desaparecer la casilla de turismo sin que al ejecutivo Municipal le importe nada, aunque eso no estaba previsto en los pliegos de licitación al parecer la contratista tiene vía libre para hacer lo que sea.

Reiterados Incumplimientos de contrato en pocos días

De esta manera la empresa adjudicada por Almeda incumpliría nuevamente el contrato que firmó hace pocos días, ya que si a la destrucción de la casilla le sumamos la rotura deliberada del piso de la plaza y la reticencia de la empresa a contratar mano de obra Cafayateña tal cual especifica una ordenanza aprobada hace dos años.

 

No se entiende como la Secretaria de Obras Públicas Fátima Tiberi no constata las irregularidades y sanciona a la empresa como corresponde a menos que todo haya estado acordado de antemano con la empresa a espaldas del pueblo.

El último caprichito del Arquitecto Carón antes de dejar el municipio

Fiel a su estilo, el intendente Almeda cuando le tocó anunciar que la plaza sería remodelada y que no aceptaban ningún tipo de propuesta de re examinar el proyecto original reconoció que la remodelación fue una decisión del ex secretario de obras públicas Ignacio Carón por quien en reiteradas oportunidades el intendente Almeda lloró públicamente y a quien calificó como “el arquitecto del pueblo”.

De ahí que no hayan permitido que “La Comisión de Preservación Arquitectónico Urbanístico CoPAUPS”, que es el organismo provincial encargado de la protección y preservación del patrimonio cultural de la provincia de Salta, haya intervenido en la confección del proyecto ni mucho menos en opinar si lo propuesto por Carón cumplía los parámetros arquitectónicos de la ciudad.

De igual manera queda en la duda que sucederá si al momento de la remoción de escombros se encuentran piezas arqueológicas si no es que ya las encontraron y nadie se enteró.

Hasta el momento no se encuentra ni siquiera un boceto oficial de cómo quedaría la plaza ya terminada, tanto Almeda como Carón nos guardan una sorpresa mayúscula.

Que nos hará llorar de la bronca o de la alegría por el ARQUITECTO DEL PUEBLO…

 

ponemos a disposición pdf con toda la documentación de la remodelación de la plaza 20 de febrero en el enlace.

https://drive.google.com/file/d/1F976ktEc8mbHuXQRqj_r6sXHclJ0jXtT/view?usp=sharing