Lo dijo el Coya Condori, La planta Adoquinera fue un fracaso de Almeda y los empleados municipales

Muy suelto de cuerpo el ultra oficialista concejal Rene “Coya” Condori reconoció, en la última sesión del concejo deliberante que compraron una máquina rota y que la impericia de los empleados municipales terminó por acrecentar los defectos e fabrica. ¿la mejor solución? Concesionar la planta a Julio Lavaque por 20 años.


Mientras que el municipio y el presidente del concejo deliberante Adrián “Negro” Torres afirman que más o menos el empresario Julio Lavaque es Moisés en el desierto trayendo mana del cielo.

El concejal recontra oficialista tuvo un pequeño desliz mental en la última sesión del concejo donde a la hora de defender la idea de Almeda y hacerla parecer una genialidad más pareció a que el “coyita” empujó a su jefe por un precipicio.

Muy tranquilo y con el tono bajito y cansino que lo caracteriza afirmó, ante una audiencia incrédula por lo que decía, que el intendente Almeda, junto al gran promotor de la planta, aunque sin nombrarlo el “Arquitecto del pueblo” Ignacio Carón, compraron una máquina que vino de fabrica con desperfectos.

Pero la cosa no quedó ahí, además afirmó que el mal manejo de los empleados municipales terminó por romper aún más lo que ya estaba dañado.

Para solucionar el papelón, el amigo pide que se concesione la planta que costó más de $ 16.000.000 entre el galpón y la máquina, al empresario Julio Lavaque por 20 años ya que los arreglos de la máquina cuestan $ 6.900.000 aproximadamente.

No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que los arreglos cuestan aún más que una máquina nueva, ya que cuando el ex Secretario de Obras Públicas Carón compró la máquina está costaba algo más de $ 2.000.000. En conclusión, la máquina está inservible.

Almeda nos vacuna y Lavaque hace negocios y los Ibáñez re contentos con Condori

Las responsabilidades de Almeda son claras, pero ¿quién podrá obligarlo a devolver todo el dinero mal gastado? Más fácil es que Lavaque sea el caballo de Troya que se inmole aportando una solución cuasi milagrosa, para eso es imprescindible que el presidente el concejo rosquee para conseguir el favor de la comunidad.

Por eso las promesas de donaciones y trabajo para muchos cafayateños están a la orden del día, hasta llegaron a decir que lo que produzcan va a tener descuento para los cafayateños obviamente no dicen de cuanto, hasta un 1 % de descuento es un descuento ¿qué no?

Por otra parte, ¿que dirán los integrantes del clan Ibáñez?

Un memorioso que estaba en el concejo deliberante en ese momento recordó que uno de ellos fue puesto como encargado de la planta adoquinera, uno que apenas había terminado el secundario y que contaba con una escueta experiencia laboral. Quizás solamente Rene Condori hizo público las molestias internas por lo que pasó.

Lo cierto es que en el afán de mostrar algo de gestión en medio de la campaña electoral para que Fernando Almeda llegue a ser senador se intento de maquillar este fracaso como una idea innovadora.

Pero la boca del concejal lo terminó embarrando todo y más que aplausos la propuesta suma repudios.

Como dice el refrán “cría cuervos y te comerán los ojos”