¿Premio o castigo? designan a Rita Guevara supervisora de la dirección general de educación

Que hacer campaña para gobernador Sáenz es redituable ya no quedan dudas, a la designación de Silvina Vargas en la delegación Cafayate de la secretaria de trabajo y la del profe Fili Geron como supervisor se le suma ahora la de Rita Guevara que también será supervisora. Aunque fuentes provinciales afirman que la designación tiene mucho que ver con la metida de pata reciente donde Guevara “chapeo” con un armado para las elecciones de junio que incluía al Senador radical Sergio Saldaño y al intendente Fernando Almeda también están las versiones que afirman que por ser docente Rita seguiría firme con su sueño de ser concejal y reemplazar a Almeda en la intendencia.


Este lunes el boletín oficial de la provincia dio a conocer la decisión administrativa que lleva las firmas de Demitrópulos – Cánepa – Posadas donde se designa a Rita Guevara como supervisora de la dirección general de educación privada.

Llama la atención que la designación sea a meses de las elecciones donde al mejor estilo de Ariel Barroso, la profe Rita pretendía acceder nuevamente al Concejo Deliberante cafayateño con el firme objetivo de ser presidenta del cuerpo y suplantar a Almeda quien seguramente sería elegido, con su apoyo, como senador o diputado provincial, cumpliendo así su viejo anhelo… ser la primera intendenta de Cafayate.

Pero la ansiedad por lo que se venía y las negociaciones en marcha le jugaron una mala pasada en los medios, ya que en una entrevista en el programa de julia viñabal reconoció que una lista oficialista que incluya al senador Saldaño, al intendente Almeda y a ella como primera concejal no era descabellado puesto que eran «órdenes de arriba» y ella las acataría sin dudar.

Con lo que no contaban tanto Sergio como Rita era que la noticia iba a caer de mala manera en la opinión pública cafayateña por lo que estos ante el costo político que implicaba salieron a despegarse del intendente afirmando que Rita no dijo lo que dijo.

De hay que funcionarios provinciales afirmen que la designación como supervisora más que un premio es un castigo, porque se espera que de esta manera Guevara directamente se retire de la política activa y deje de meter la pata constantemente como hasta ahora.

Pero hay quienes afirman que no sería tan así, que la ley electoral habilita a los docentes a ejercer cargos públicos y la docencia al mismo tiempo por lo que su candidatura sigue firme, aunque no cuente con el apoyo de todos los funcionarios provinciales.

Veremos qué pasa, si la designación es una changuita en estos tiempos difíciles que azotan a los cafayateños y el jugoso sueldo de concejal o intendente es su verdadero objetivo.

Solo el tiempo lo dirá, estamos a meses de las elecciones, todo puede pasar y escrúpulos en la política son lo que faltan…