Que venda el corolla, Casita Almeda es tan pobre que no puede pagar un abogado y contrato uno que trabaja en el juzgado de Cafayate.

A los abogados del estado los usan los jubilados o las personas que no son solventes y no pueden pagar uno, pero a Jonás Esequiel Garnica que es mediador judicial y trabaja en el juzgado lo contrató el intendente para que lo defienda en el juicio político que le iniciaron los concejales.


Lo del intendente ya es bochornoso e indignante, paso de hacer una conferencia de prensa donde afirmaba que todo es una jugada política y que el no hizo nada salvo trabajar por los cafayateños, a amenazar que si lo investigan va a iniciar juicio contra aquel que se anime.

Ahora contrató un abogado que trabaja en el juzgado y que a simple vista se le notan las incompatibilidades, este va a debutar como representante del intendente yendo al Concejo Deliberantea explicarles cómo se hace un juicio político”.

Al respecto pudo saberse que el abogado hoy empleado judicial desempeñó tareas en el consorcio de residuos y los municipios de San Carlos y Animaná y llegó altamente recomendado por estos, además de poseer aceitados contactos políticos con el concejal Guzmán y la gerente de anses delegación Cafayate.

Por otro lado, fuentes de la capital provincial, rumorean que la jugada tendría motivaciones políticas ya que sería el gobierno provincial junto a al procurador Abel Cornejo quienes proporcionaron el abogado ante la imposibilidad de que Emilia Camacho siga representando al Municipio y al intendente como hasta ahora.

Con un sueldo que supera al de la Intendenta de Salta Capital al parecer la crisis le impide contratar un abogado privado.

https://lacriticadecafayate.com/crisis-economica-municipal-almeda-y-su-sueldo-del-primer-mundo/

Quizás debamos ser los vecinos cafayateños quienes tengamos que hacer una colecta para nuestro pobre Intendente…